Sofás italianos ¿por qué elegirlos?

sofás italianos

Los sofás italianos son llamados así porque casi todos se fabrican en Italia y tiene un sistema particular de apertura, en el que aparece una cama sin necesidad de quitar cojines o modificar la estructura del sofá. Este sofá cama es uno de los más elegidos en los últimos tiempos, pero también existen otros sistemas igual de válidos.

A la hora de elegir un sofá cama no debes tener en cuenta solo la estética del mismo, sino que también tenemos que tener en cuenta la comodidad en ambas posiciones como el sistema de apertura, que debe ser sencillo y útil. Si no quieres pelearte con el sofá cama a las 3 de la mañana, ni desesperarte al recogerlo, en este artículo podrás encontrar toda la información necesaria para elegirlo adecuadamente.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir bien un sofá cama

A la hora de elegir un sofá cama, es muy importante tener claras varias cosas. Lo primero, a parte de lo que hemos mencionado anteriormente, es dónde va a ir colocado. Normalmente se utiliza en el salón, aunque también es muy habitual tener uno en la oficina o en el cuarto de invitados. El espacio disponible definirá el tamaño y las posibilidades que tenemos a la hora de elegir nuestro sofá cama. También deberemos cuidar la parte estética.

La segunda cosa que debes saber es cuándo lo vas a utilizar ¿Lo utilizarás una vez al año o de manera frecuente? Ten en cuenta no solo cuando vas a utilizarlo como cama, sino también como sofá. Si vas a utilizar ambas cosas habitualmente, no te queda otra que invertir un buen dinero. Si solo vas a utilizarlo muy de vez en cuando, puedes comprar algo barato, pero no optes por esta opción si lo utilizas varias veces a la semana, acabarás con la espalda destrozada.

Por último, deberás preguntarte cómo lo vas a utilizar, esto pondrá en la palestra el tipo de sistema de apertura que deberás elegir, la estructura o incluso el diseño o los materiales. Revisa la calidad de estos si quieres un sofá cama duradero. También es muy importante que las fundas se puedan lavar con facilidad o si existen piezas de recambio en caso de necesitarlas.

Cuáles son los sistemas de apertura de un sofá cama

En la actualidad, por suerte, existen sofás camas con muchos tipos de sistemas de apertura. Antes de elegir uno u otro, lo mejor es conocer cuáles existen, así podrás tomar la mejor decisión. A continuación te explicamos los sistemas más comunes:

  • Estilo delfín: este sistema de apertura fue de los primeros en aparecer y seguro que antiguamente tenías uno en casa. La parte inferior del sofá se abre como si fuera un cajón, por lo que aparece una cama de debajo de los asientos. La gran ventaja es que pueden dormir dos personas, uno en el sofá y otro en la cama.
  • Respaldo hacia frente y abajo: para desplegar la cama deberemos abrir los asientos hacia adelante y el respaldo hacia abajo, para ocupar el hueco libre. El resultado es una cama de matrimonio con un gran soporte. Es muy fácil de desplegar y con una estética muy elegante.
  • Apertura Simple (clic-clac, futón, apertura libro): Son 3 sistemas distintos pero que al final se abren de forma similar. Se trata de un sistema muy común y fácil de desplegar, pero no muy aconsejable si se va a hacer un uso exhaustivo. Se abre básicamente como si fuera un libro, empujando el respaldo hacia abajo o moviendo los asientos hacia arriba y luego hacia abajo, en el caso del sistema clic-clac. Suelen ser muy económicos.
  • Estilo acordeón: el sistema de estilo acordeón suele ponerse también en sofás camas baratos. El colchón queda apoyado directamente en el suelo, por lo que hay que disponer de un gran espacio. La estructura del sofá queda en forma de cabecero. No es aconsejable para gente mayor, pero si para gente joven que tiene a menudo invitados.
  • Cama apertura italiana: los sofás italianos de los que hablábamos al principio del artículo tienen un sistema de apertura genial. Tan solo tenemos que tirar del respaldo para desplegar una gran cama con un colchón independiente, quedando los asientos bajo el mismo. También se despliegan unas patas de hierro para tener una cama casi real. Estos sofás camas se caracterizan por ser duraderos, estables y proporcionan un gran confort.
  • Estilo de dos a tres pliegues:  es similar a los de apertura italiana, la única diferencia es que deberemos quitar los asientos antes de desplegarlo. Es también una muy buena opción, ya que al igual que los sofás italianos, podemos guardarlo de manera fácil e incluso sin quitar las sábanas. 
Sofás italianos

Diferencias en las aperturas de un sofá cama

Después de haber visto los distintos sistemas de apertura existentes, podemos observar las siguientes diferencias:

  • La manera en la que el sofá se convierte en cama puede ser más o menos sencilla de desplegar. Cuanto más fácil sea mucho mejor, sobre todo si el uso es habitual. 
  • El soporte en el que se apoya la cama puede ir desde ser el propio suelo hasta disponer de su propia estructura y patas que se despliega junto al colchón, tal como pasa en los sofás italianos. También se puede utilizar la propia estructura del sofá como base, por ejemplo en los sofás cama tipo libro.
  • También vemos diferencia en la comodidad de desplegar la cama. En algunos es necesario quitar los cojines y rehacer la cama cada vez que lo abrimos. En otros no es necesario apartar nada, tan solo desplegar y listo.
  • Por último, necesitaremos más o menos espacio según el sistema elegido. En algunos no necesitamos mucho más espacio que cuando está en modo sofá. En otros casos es necesario disponer de un espacio amplio, como ocurre en el de estilo acordeón.

Ventajas de comprar un sofá italiano

Los sofás camas de apertura italiana son sin duda uno de los mejores sistemas. Los más caros del mercado lo utilizan, ya que saben de sus grandes ventajas y pocos inconvenientes, que se basan en el precio básicamente, ya que suelen ser más caros. Sin embargo, gracias a todas estas ventajas merecen la pena:

  • En tan solo unos segundo pasamos de tener un sofá a tener una cama. El sistema de despliegue es sumamente sencillo, tan solo tenemos que tirar del respaldo hacia nosotros y ya tendremos nuestra cama lista
  • Dispone de colchón enrollable propio, además de una base sólida y estructura extra con patas en la parte inferior de la cama. Esto hace que sea muy cómoda, incluso para uso habitual.
  • Podemos guardar la cama con las sábanas puestas, con el ahorro de tiempo que ello significa si lo utilizamos varios días seguidos. Además, los asientos quedan bajo la cama, por lo que solo es necesario quitar los cojines del respaldo.
  • La cama es sumamente amplia, tanto como una de matrimonio. Es muy cómoda y soporta bien el peso a lo largo del tiempo gracias a su estructura metálica, por lo que es una inversión duradera.
  • El mecanismo de apertura es sumamente seguro, ya que se trata de un sistema reconocido en el mundo entero. No temerás caerte de noche ni pillarte los dedos mientras lo abres o cierras.

Por lo tanto, si quieres un sofá cama cómodo, duradero y fácil de abrir, los sofás italianos son tu mejor opción. Se puede hacer un uso esporádico, pero sin duda nos daremos cuenta de sus grandes ventajas frente a otro tipo de sistemas durante un uso habitual. Tanto estéticamente como funcionalmente son una auténtica delicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.