Lo que deberías saber sobre la pintura fotocatalítica

Pintura fotocatalitica

La pintura fotocatalítica es uno de los avances tecnológicos que se está utilizando para luchar contra la contaminación de las grandes ciudades. Esta novedosa pintura utiliza el principio de la fotocatálisis para provocar una reacción química que neutraliza el óxido de nitrógeno emitido por los coches.

Muchos países ya los están utilizando en el ámbito urbano para reducir la contaminación de las ciudades. En España estamos empezando a utilizarlo en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, que están notando un descenso de la contaminación en las zonas dónde se ha aplicado este tipo de pintura.

Purificación del aire con la pintura fotocatalítica

Para activar la fotocatálisis hacen falta tres elementos, el dióxido de titanio, que se incorpora en la pintura, el oxígeno y luz visible o ultravioleta. Cuando estos coinciden en el aire, se produce una oxidación del óxido de nitrógeno, que hace que se transforme en partículas conocidas como nitratos y nitritos, que son mucho más fáciles de eliminar, tal como veremos más adelante.

Gracias a la gran cantidad de luz que disponemos en nuestro país, este elemento está presente de forma natural, al igual que el oxígeno. Lo único que necesitamos para purificar el aire de esta manera es el dióxido de titanio. Este, se puede incorporar en todo tipo de pinturas, así como en el hormigón y otros materiales de construcción. Si nuestro mobiliario urbano está repleto de este elemento, podemos purificar el aire de manera pasiva y eficiente. 

Las partículas resultantes de este proceso de oxidación, los nitratos y nitritos, se transforman en polvo que se acaba posando sobre el suelo o el mobiliario. Por lo tanto, para eliminarlo tan solo deberemos barrerlo, limpiarlo o aspirarlo. Además, se trata de un polvo más pesado que el normal, gracias a esto, llega antes al suelo, por lo que las probabilidades de respirarlo son menores. 

IC - CTA Texto - Infografía salud

Pintura fotocatalítica en el exterior de los edificios

El dióxido de titanio se puede combinar con cualquier tipo de pintura, por lo que pintar las fachadas exteriores de los edificios con pintura catalítica es una gran idea. Las propiedades de la pintura para fachadas como la durabilidad, colores, aislamiento y humedad se siguen manteniendo sin problema, tan solo se le añade esta función fotocatalizadora.

Por lo tanto, cuando utilizamos este tipo de pintura en exteriores, además de mantener en buen estado el edificio, reduciremos la contaminación provocada por los automóviles gracias a la pintura fotocatalítica. Sin duda, es un buen método para combatir la contaminación y mejorar la salud de nuestro medioambiente.

Pintura fotocatalitica

Pintura fotocatalítica en el interior de los edificios

La pintura fotocatalítica también se puede utilizar en interiores. Es ideal para espacios sanitarios como hospitales, ambulatorios o geriátricos. También es muy aconsejable utilizarla en escuelas o guarderías, pero en general podemos beneficiarnos de sus ventajas en cualquier sitio, incluso en nuestra casa.

La acción de la fotocatálisis en interiores elimina bacterias y gases nocivos, por lo que es un gran método para combatir el asma, las alergias o proteger nuestro sistema nervioso. También elimina malos olores y mejora la calidad del aire de nuestro hogar, por lo que aplicar este tipo de pintura en las paredes de nuestra casa es una gran idea. 

Beneficios en el exterior y el interior

La pintura fotocatalítica, aplicada tanto en interiores como en exteriores, nos puede aportar un montón de ventajas en nuestro día a día, entre las que se encuentran:

  • Aplicándolo en el mobiliario de las ciudades reducimos la contaminación provocada por los gases provenientes de los vehículos.
  • Su coste es más alto que la pintura normal, sin embargo, es mucho más económico que otros métodos para combatir la contaminación.
  • La fotocatálisis también elimina el humo y los malos olores del ambiente, gracias a su gran poder de purificación, al igual que bacterias y hongos.
  • Se trata de una pintura ecológica, ya que está compuesta de productos naturales que no dejan residuos. 
  • Su limpieza y mantenimiento es barato y sencillo, tiene una gran durabilidad, por lo que su mayor coste inicial se acaba recuperando.
  • Se puede aplicar en todo tipo de pinturas, así como otros productos de construcción como el hormigón, las aceras o el asfalto. 
  • La reacción química producida no tiene ningún efecto adverso de salud para las personas.
  • Las partículas de polvo resultantes por la fotocatálisis son sencillas de limpiar, tanto en el suelo como en las depuradoras de agua. Además, gracias a su mayor peso se deposita en el suelo mucho más rápido que el polvo normal, reduciendo así la posibilidad de respirarlo. 
  • Mejora la calidad de vida de las personas y la salud del planeta. 

En definitiva, las ventajas de la pintura fotocatalítica son increíbles, no tiene contraindicaciones y su mayor precio se acaba amortizando. Es una gran manera de combatir la contaminación de las ciudades de una forma pasiva, mucho más económica y sencilla que otros métodos. Es una apuesta muy válida que todos deberíamos empezar a utilizar.

IC - CTA - Post - Infografía Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.