Blog de Ecovip

Qué es un huerto vertical y cuáles son sus beneficios

Un huerto vertical es un sistema de cultivo realizado en una estructura vertical, como por ejemplo una pared.

Este tipo de huertos es completa tendencia desde hace unos años, debido a que resulta más fácil tener un huerto vertical si tienes un espacio reducido. Su disposición permite colocar más plantas en la misma área de suelo y se pueden cultivar tanto plantas hortícolas como ornamentales. ¿Quieres saber más sobre los huertos verticales? Sigue leyendo y descubre también cómo construir el tuyo propio. 

7 beneficios de tener un huerto vertical

Como decíamos, un huerto vertical es una solución para poder cultivar frutas, verduras y varios tipos de plantas en un espacio reducido, ya que se aprovecha la verticalidad del área. Este método conlleva una serie de beneficios que conviene tener en cuenta:

  1. Permite cultivar en espacios pequeños, optimizando el uso del área de la que dispones. Esto significa que no es necesario tener un jardín para poder cultivar tus propias frutas y verduras: puedes tener un huerto en la terraza o balcón de tu casa.
  2. El área a cultivar puede multiplicarse por 10 con respecto a un huerto tradicional.
  3. Es más sencillo utilizar el agua y los fertilizantes de una manera más eficiente.
  4. Se trata de una alternativa más respetuosa con el medio ambiente.
  5. Puedes tener productos sembrados y cosechados por ti, lo que significa grandes beneficios para tu salud
  6. Sembrar tus propias frutas y verduras favoritas se traducirá en un ahorro económico.
  7. Si quisieras, podrías producir durante todo el año.

IC - CTA Texto - Infografía salud

Claves a tener en cuenta para construir un huerto vertical

Si te has decidido a fabricar tu propio huerto vertical es importante que tengas en cuenta los siguientes factores: 

Tipos de huerto vertical

Tienes dos maneras de realizar tu huerto vertical: una es utilizando la pared como soporte para tus plantas, y otra es montando una estructura vertical, pudiendo trasladar tu huerto de un lugar a otro.

En muro

Lo ideal es un muro que tenga suficiente luz solar, como mínimo en las horas de la mañana, para que las plantas tengan suficientes horas de sol. 

En soporte móvil

Puedes hacer tu propio soporte móvil o comprarlo. La ventaja de este método es que podrás ir moviendo tu huerto vertical en función del sol que necesiten o de tu espacio disponible.

Elección de recipientes contenedores

Hay muchos recipientes que puedes elegir: cajas plásticas o de madera, botellas grandes, macetas pequeñas, bolsas de tela para el cultivo… 

Iluminación

En un huerto vertical debes controlar la iluminación, ya que es muy fácil que las plantas superiores puedan hacer sombra a las inferiores, privándolas de la luz que necesitan.

Si dispondrás tu huerto en un lugar cerrado, es más sencillo tratar la iluminación, ya que utilizarás luz artificial. Solo debes asegurarte de dirigirla correctamente con un sistema de lámparas. En estos casos, lo más óptimo es el uso de lámparas LED.

En los sistemas al aire libre, no puedes dirigir la luz por lo que deberías pensar en inclinar o escalonar tu huerto vertical para evitar sombras no deseadas.

Elección de cultivos

Hortalizas y vegetales de hoja son las especies más óptimas para este tipo de huertos, como la col rizada, lechuga, tomate, cebollas, hierbas aromáticas, zanahorias… 

Riego

Optimizar el uso del agua es una prioridad, así como idear un drenaje adecuado para que tu huerto vertical funcione a la perfección. Un drenaje óptimo te permitirá recoger y reutilizar el agua sobrante. En cuanto al sistema de riego, el más eficaz es el goteo debido a su eficaz uso del agua

Cómo construir un huerto vertical con elementos reciclados

Botellas de plástico

Las botellas de plástico son muy útiles para los huertos verticales. Solo tienes que cortar un área lateral en cada envase, con forma elíptica para que te quede como una canoa. Después, sujétalas a la pared o a tu estructura con cuerda, hilo de pescar, etc.

Estructura

Para hacer la estructura del soporte móvil, puedes utilizar macetas, listones, tablas de madera, cuerdas…

Semillas

Las propias semillas pueden ser también recicladas, aprovechando el propio ciclo vital de las plantas.

Sustrato

Con arena, grava fina y tierra, puedes tener un sustrato perfecto para tu huerto. 

En definitiva, tener un huerto vertical puede significar grandes beneficios para ti y para el medio ambiente. Además, cuando empieces a probar tus propias frutas y verduras, ¡no querrás otra cosa!

IC - CTA - Post - Infografía Salud

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.