Blog de Ecovip

Cómo encontrar la parcela ideal

El proceso de construcción de una vivienda es muy emocionante e ilusionador pero sí que es verdad que hay muchos factores que desconocemos de primeras. Uno de los más importantes es el terreno donde ubicaremos nuestra futura construcción. La parcela es una pieza clave y que hay que valorar y a la que hay que prestar mucha atención ya que será parte de los cimientos de nuestro hogar. Es por esto que queremos ayudarte a crear una lista de requisitos necesarios a tener en cuenta cuando te metas de lleno en la búsqueda del terreno más idóneo para ti y para tu familia. En este post indicaremos cuáles son los factores más relevantes e importantes para que des con la parcela perfecta antes de tomar la decisión de comprarla y construir tu nuevo hogar:

5 factores a valorar antes de adquirir una parcela

1. La normativa urbanística que afecta a la parcela Las dimensión de la parcela es un factor importante a la par que engañoso. Una vez sepamos en qué área queremos emplazarnos, necesitaremos consultar la normativa urbanística aplicable de dicha zona. El hecho de que una parcela tenga unas dimensiones grandes no significa que nos permita construir una vivienda con esas dimensiones. Será necesario hacer la consulta al ayuntamiento e interesarnos por la ordenanza establecida y que afecte a la parcela en la que estamos interesados. Otro recurso que podemos utilizar es ver cómo son las casas que haya alrededor ya que seguramente se hayan construido siguiendo la misma normativa. De esta forma podremos ver si podremos construir la vivienda que tenemos en mente en la parcela deseada.

2. La orientación La orientación es un factor muy importante y al que hay que prestarle la atención debida. Es recomendable visitar la parcela varias veces al día y en estaciones del año diferentes para comprobar el recorrido que efectúa el sol sobre la misma. De esta forma podremos determinar cual es la mejor orientación para la futura construcción. Otro factor climático relevante es la dirección e intensidad del viento, que nos ayudará a ventilar mejor la vivienda y también será necesario para mantenerla fresca en verano. La combinación de ambos factores y la orientación a sur de la construcción garantiza un ahorro en iluminación, calefacción y refrigeración.

Por lo general, las viviendas se diseñan teniendo en cuenta dos espacios o zonas: la zona de día, orientada a sur, más luminosa y calurosa; y la zona de noche, orientada a norte, más fresca y destinada a las habitaciones. Otro detalle a valorar de la parcela es el entorno de la misma, si esta se encuentra en un entorno rural tendremos en cuenta los accidentes del terreno. Por lo contrario, si la parcela está ubicada en una urbe, valoraremos los edificios cercanos para que no nos impidan beneficiarnos del asoleo y el viento.

3. La accesibilidad y las infraestructuras Es necesario asegurarse antes de adquirir la parcela de si esta dispone de las conexiones de servicios generales como son la electricidad, el alumbrado público, el agua corriente/potable, la vía telefónica, el gas natural, el alcantarillado, etc. No es fácil conseguirlo todo a la vez pero debe tenerse en cuenta para valorar si la parcela es apta y podemos iniciar la construcción en ella sin muchos problemas. Nos facilitará el trabajo que la parcela sea accesible y esté bien comunicada de cara a realizar los trabajos de construcción. De esta forma podemos reducir los costes relacionados con el transporte de suministros y materiales. Otros factores a valorar que nos permitirán reducir gastos son, por ejemplo, el hecho de encontrarse cerca del transporte público, de centros comerciales, colegios… Para finalizar con este punto, es importante informarse sobre proyectos que en un futuro puedan desarrollarse y que puedan llegar a afectar la parcela o el entorno.

4. Topografía y estudio geotécnico Una vez valorados los tres puntos anteriores, es necesario encargar un estudio geotécnico y topográfico profesional que nos permita conocer las características del terreno y nos confirme si este es óptimo para ser construido. Mediante el estudio conoceremos la composición de la tierra, su consistencia, el modo de excavación, si puede soportar el peso de la casa y los factores de seguridad a seguir durante la ejecución del proyecto.

  • Morfología del terreno Un terreno apto para la construcción es aquel que es cohesivo, duro y resistente como son los suelos granulares, arcillosos y rocosos. Disponer de este tipo de suelo conlleva una cimentación más sencilla sobre la que alzar nuestra vivienda. Por lo contrario, si estamos interesados en la construcción de dependencias subterráneas, como puede ser un sótano, el terreno requerido no podrá ser como el arriba mencionado, ya que los costes serán más elevados debido a la dificultad de la excavación. Teniendo en cuenta que los mejores suelos para construir son los más duros y resistentes, debemos evitar adquirir terrenos formados por escombros, movimientos de tierras o materiales orgánicos. Sería interesante comprobar las aguas freáticas de la parcela y estudiar su comportamiento, de esta forma comprenderemos el comportamiento del terreno de nuestra parcela en las épocas más lluviosas.
  • Inclinación La inclinación de la parcela puede ser positiva y a la vez negativa. En su parte positiva, esta nos ayuda a evacuar las aguas y nos facilita un mejor asoleamiento y ventilación de la vivienda. En contrapartida, si la inclinación afecta a toda la parcela hará que la construcción de los cimientos resulte más costosa que si lo hacemos en una parcela llana que nos facilita la construcción y la configuración de la futura vivienda como mejor nos convenga.
  • La vegetación La presencia de vegetación (siempre que no sea excesiva) en una parcela nos indica que la calidad del terreno es buena. Será necesario mantener una zona de seguridad para salvaguardar las raíces de los árboles existentes en la parcela y reducir los riesgos que puedan afectar a la cimentación y a las instalaciones de nuestra futura vivienda. No recomendamos la compra de una parcela con mucha vegetación ya que esta podría afectar y limitar el asoleamiento y la luz de la vivienda. También aconsejamos informarse previamente en el ayuntamiento de si será posible talar algunos de los árboles preexistentes en la parcela para poder favorecer la construcción sin tener que acarrear con una multa por dicha acción.

5. Costes El último factor a tener en cuenta es el del coste que conlleva comprar la parcela. Una buena estrategia a tener en mente es informarse de los precios de los terrenos cercanos al que nos pueda interesar, de esta forma sabemos si la suma a pagar está en sintonía con lo establecido en dicha zona. Será necesario descubrir el valor del metro cuadrado y tener presentes criterios como la forma y regularidad, la topografía, la dimensión, la facilidad de acceso, las conexiones de servicios generales y el espacio permitido de construcción en la parcela que nos interesa.

Elegir una parcela comporta una inversión importante de tiempo y de dinero ya que será la base sobre la cual asentar tu futura vivienda. En Ecovip ponemos a tu disposición a nuestro equipo técnico y financiero que te guiará en la búsqueda de la parcela ideal, diseñará y construirá la casa que siempre has soñado y te ayudará a conseguir la financiación que mejor se adapte a tus necesidades.

Más información www.ecovipcasasecologicas.com

#arquitectura #sostenibilidad #construcción #ecovip

Fuentes:

http://www.slowhome.es/comprar-terreno/como-elegir-terreno-para-construir-una-casa
https://www.arrevol.com/blog/5-factores-a-tener-en-cuenta-para-elegir-la-parcela-donde-construir-tu-casa-vivienda
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.