Blog de Ecovip

¿Por qué necesitas conocer el certificado energético de tu vivienda?

Uno de los requisitos indispensables para vender o alquilar una vivienda es conseguir el certificado de eficiencia energética. Este certificado es un justificante realizado por un experto en el que se calcula el consumo de energía de un espacio y su eficiencia, obteniendo una calificación que así lo expresa. En este artículo te contamos más sobre el certificado energético de tu vivienda y algunos detalles importantes que debes conocer al respecto.

7 preguntas clave sobre el certificado energético de una vivienda

1. ¿Qué es la etiqueta energética y qué tipologías existen?

La etiqueta energética es el documento que plasma el resultado final de la evaluación del técnico especializado. El resultado obtenido es una letra que indica el grado de eficiencia energética del inmueble y tiene una validez de 10 años.

Esta letra se incluye en una escala de equivalencias que van desde la A hasta la G, siendo la A el mejor resultado posible y la G el peor. En este informe, además, figuran otros detalles en relación a la energía y sostenibilidad de la vivienda, como puede ser la emisión de CO2 o la envolvente térmica

2. ¿Es obligatorio la obtención del certificado energético de la vivienda?

La respuesta es sí. Desde junio de 2013, si quieres alquilar o vender una vivienda es obligatorio disponer del certificado energético. El fin de este documento es que el nuevo propietario o inquilino sepa el nivel de consumo energético del inmueble. Es obligatorio que el propietario (si la vivienda es usada) o el promotor (si es de nueva construcción) pida el informe y lo registre en el órgano correspondiente de la comunidad autónoma. 

IC - CTA - Texto - Ebook Arquitectura Sostenible

3. ¿Cómo conseguir el certificado de eficiencia energética? Pasos a seguir

  1. Contacta con un técnico que tenga la certificación autorizada para realizar estos informes. Con una búsqueda en internet lo podrás encontrar rápidamente.
  2. El certificador recibe el encargo. Antes de visitar la vivienda, tomará datos de ella, como la ficha catastral, para saber todas las medidas de la casa, su disposición y geometría. Requerirá algunos datos, como algunas facturas de luz y saber si ha habido alguna obra de reforma.
  3. Inspección del inmueble. El certificador toma datos importantes, como la superficie, envolvente, huecos, instalaciones, orientación…
  4. Redacción del certificado. El certificador introducirá los datos recabados en un programa informático reconocido por el Ministerio de Industria y obtendrá la calificación final. 
  5. Entrega del certificado. El propietario, o el certificador con autorización del propietario, entrega una copia del certificado en el registro de certificados de eficiencia energética de su comunidad autónoma.
  6. El registro entrega al propietario el número de registro de su certificado y la etiqueta energética. Es posible que algunas comunidades autónomas requieran de algún paso burocrático más para obtener la etiqueta. 

4. ¿Quién expide el certificado y sus costes?

El certificado lo expide la comunidad autónoma una vez el técnico especialista ha realizado el informe. Con relación a los costes, el propietario debe abonar la tarifa del técnico, además del coste de registrar el certificado energético (dependerá de los metros del inmueble y de la comunidad autónoma).

5. ¿Quién está exento del certificado?

Hay ciertos inmuebles que están exentos de obtener este certificado:

  1. Garajes y naves industriales.
  2. Construcciones provisionales.
  3. Edificios aislados con una superficie útil menor a 50m2.
  4. Edificios o inmuebles que en el momento de la venta se encuentren en muy mal estado y posteriormente se vaya a realizar una reforma integral o su demolición.
  5. Edificios o viviendas que se utilicen menos de 4 meses al año o que realicen un gasto inferior al 25% del gasto energético supuesto para un año completo.

6. ¿Qué pasa si no dispones de certificado?

El propietario se puede enfrentar a una multa entre los 300 y 6.000 euros aproximadamente, (puede conllevar faltas leves, graves o muy graves). 

7. ¿Cómo mejorar la calificación energética de tu hogar?

Hay distintas opciones para mejorar la calificación energética del inmueble:

  • Es posible modificar elementos del edificio como la envolvente y elementos constructivos: cerramientos, cubierta…
  • Cambiar sistemas y equipos de producción de agua caliente, climatización, ventilación e iluminación. En el caso de la venta de pisos, esto puede modificarse tanto a nivel individual, como a nivel comunitario.
  • Tras las reformas, es conveniente volver a realizar el estudio energético para mejorar la calificación.
  • También es importante saber que a partir de 2020 todos los edificios de nueva construcción deben tener certificado de consumo de energía cero, como las passivhaus.

A pesar de que la obligatoriedad del certificado energético de una vivienda llega cuando se quiere alquilar o vender, no está de más obtenerlo de todas formas. Es una manera muy útil de conocer cuáles son las carencias energéticas del inmueble: así es posible aplicar las mejoras necesarias para conseguir un mayor ahorro energético y una vivienda más sostenible.

IC - Post Imagen - Ebook 1 - Arquitectura sostenible
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.